EL CÍRCULO

El número Pi (π) es el número más enigmático que conocemos, es una constante matemática fundamental y ha estado ligado al ser humano desde tiempo inmemorial.

En Babilonia ya conocían y estudiaban este número, que expresa la relación geométrica que existe entre la circunferencia y su diámetro. En tablillas babilónicas de arcilla, aparecen problemas matemáticos que confirman que los babilonios se aproximaban de manera precisa a PI y en sus estudios observaron que el perímetro de un círculo era aproximadamente tres veces superior a su diámetro.
Aparece también en textos egipcios, pero no como un número, sino como la manifestación de una idea o concepto, en la expresión egipcia 355/ 113, donde 355 representa la circunferencia y 113 el diámetro. PI se encuentra en el diseño y en la construcción de la Gran Pirámide, como la relación entre el perímetro de la base y la altura de la misma.

Encontramos ésta proporción repetidamente bajo diferentes formas en muchos pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento de la Biblia, en los textos sagrados egipcios y también en los Vedas, cuando le asignamos a las letras (símbolos) valores numéricos. Este método de relacionar numéricamente las ideas y principios con los dioses en las escrituras antiguas nos muestra unos increíbles vínculos entre las distintas cosmogonías y PI.

PROPIEDADES

La teoría por la que se establece la relación entre la longitud de la circunferencia y su diámetro, proviene de Grecia. Arquímedes descubrió que el número PI era aproximadamente 3,14 aumentando el número de lados de un polígono, inscrito éste en una circunferencia. Pero fue Euclides el primero en demostrar que la relación entre una circunferencia y su diámetro es una cantidad constante; y se trata de una simple división de la cúal se obtiene como resultado siempre el mismo número, siendo éste invariable al tamaño de la circunferencia. Este equivale aproximadamente a 3,14 y podemos utilizarlo para calcular la circunferencia de un círculo a partir del radio o del diámetro.

PI es un número irracional, por lo que es imposible saber su valor exacto, ya que sus decimales se extienden hacia el infinito; y a esto hay que añadir que carece de patrón periódico alguno, además de otras singularidades. PI se utiliza en un gran número de fórmulas y operaciones matemáticas: en geometría y trigonometría, en cálculo, probabilidad y estadística; y es una constante en física, química y biología.

El Círculo es el área contenida en una circunferencia, siendo esta su perímetro. Así, el círculo es la figura geométricamente perfecta, ya que las líneas que parten desde el centro hacia cualquiera de sus puntos poseen siempre la misma longitud. El Círculo carece de principio y final, y todos sus puntos equidistan del centro. Es aquí donde surge el poderoso simbolismo del círculo y su centro, simbolizando la totalidad y la unidad.

GEOMETRÍA FRACTAL

Los patrones dinámicos de la Naturaleza.

GEOMETRÍA FRACTAL

SIMBOLOGÍA

Las diferentes interpretaciones que se le puedan dar a un signo o símbolo podrían ser infinitas y el significado que éstos logran expresar u ocultar va siempre mas allá de lo aparente. Podemos intuir cómo la cúpula del firmamento, junto con el aspecto circular del Sol y de la Luna, además de la forma de los ojos, se convirtió en el origen y la base de todos los demás símbolos.
Para los antiguos filósofos, el círculo expresaba la unidad y la totalidad, incluida la relación del hombre y el conjunto de la Naturaleza. El simbolismo primigenio del círculo es el mismo en todas las culturas y se considera siempre como la representación de la completud cósmica, del cielo y el espíritu; es el símbolo de la energía que rige todos los planos de la Naturaleza, la expresión del dinamismo de los poderes creadores que sustentan el orden en la Naturaleza. Para los antiguos griegos era el símbolo de la Perfección, del Todo; por ello, el círculo simbólicamente está representado por el número Uno.

Todo es cíclico en la Naturaleza y el movimiento del círculo simboliza la renovación, el cambio y la infinitud. El centro del círculo representa el espíritu, el origen de la irradiación del Todo. Simboliza la posibilidad de expansión pues es el lugar donde las fuerzas se encuentran en equilibrio perfecto. El Centro es el eje y el punto de control del círculo, de la rotación del ciclo del devenir. Es el punto de origen desde donde se irradia toda la fuerza y al lugar donde retorna y descansa toda la presión, donde todo se funde en lo Uno.

La circunferencia a su vez, representa la manifestación de la unidad, la pluralidad y también lo temporal, la materia. Como la circunferencia del círculo parece no tener principio ni fin y sugiere movilidad, otra forma de expresar el cambio dentro de ese movimiento circular es la espiral. La gran carga simbólica de la espiral radica en que cada vuelta representa un ciclo de evolución diferente al anterior; la expansión que se da en el movimiento de giro, el crecimiento y el avance.
La esfera es la expresión tridimensional de la perfección del círculo, y simbólicamente representa la armonía de la totalidad.

COLECCIÓN

SINTROPÍA

El Viaje a la búsqueda del Centro.

SINTROPÍA